Casco urbano de Llanes, control gaviota patiamarilla

Casco urbano de Llanes, control gaviota patiamarilla

Publicada por Redacción Búscolu el 14/10/2019 14:05:01

Finaliza con éxito la campaña de control de gaviotas en el casco urbano de Llanes, habiendo retirado 55 nidos, 48 huevos y 65 pollos en 60 puntos diferentes

E l " Proyecto de control de la gaviota patiamarilla en el casco urbano de Llanes, temporada 2019", adjudicado por el Ayuntamiento llanisco, a través de la concejalía de Obras y Medio Ambiente, que gestiona Juan Carlos Armas; a la empresa Interplaga en 14.616´8 euros (IVA incluido), ha concluido con unos resultados satisfactorios.

Se desarrolló entre los meses de mayo y agosto; y la pretensión municipal es la de darle continuidad con nuevas fases, para disminuir la población de la gaviota patiamarilla de manera paulatina.

Con la ejecución de este proyecto el Ayuntamiento de Llanes pretende que exista un control de la población de gaviota patiamarilla, de forma que no resulten invasivas, ni alteren la vida de los vecinos de la villa llanisca.

CONCLUSIONES SOBRE EL ÉXITO DE LOS TRABAJOS

El informe final presentado por la empresa destaca que la campaña anual de control de gaviotas ha supuesto la retirada de 55 nidos, 48 huevos y 65 pollos de gaviota en aproximadamente sobre 60 diferentes localizaciones por lo que la población de gaviotas tenderá a disminuir, aunque alertan de que aún queda mucho sitio libre donde pueden instalar sus nidos nuevas parejas.

El número de parejas nidificantes, se estiman según lo retirado y observado entre 150 y 200 en la actualidad.

Los lUgares favoritos de anidación de esta especie en Llanes se encuentran principalmente en tejados y terrazas de difícil acceso, ya que según indican los expertos "Hay que tener en cuenta que el número de localizaciones en las que se consigue retirar nidos, depende no sólo del número de edificios en los que se detectan sino también de la posibilidad real de retirarlos por tratarse de inmuebles deshabitados o comunidades de vecinos donde no se ha podido contactar con el responsable que permita el acceso. También de edificios que no reúnen las condiciones de seguridad mínimos".

Por el fenómeno denominado filopatría, según el cual las gaviotas tienden a anidar en el lugar donde se encontraba su inicial colonia, puede ocasionar "anidaciones permanentes para las cuales serán necesario continuar realizando campañas de control".

La campaña de detección y retirada de nidos y pollos se ha desarrollado durante 90 días, entre el 22 de mayo y el 21 de agosto a partir de los avisos proporcionados por los vecinos afectados y la información propia extraída mediante oteo y avistamiento desde tejados elevados de la ciudad así como los avisos recogidos en el Ayuntamiento.

Esta campaña iniciada este año contribuye a mitigar los daños materiales y económicos producidos en edificaciones y provocados también al sector hostelero; además de la reducción de suciedad y de problemas de higiene y de ruido que causa esta especie.

En el informe de la empresa Interplagas se detalla igualmente que "de no realizarse estas campañas el aumento de la población de gaviotas patimarillas sería constante con el consiguiente aumento exponencial de su número en la ciudad".


Comentarios

No hay comentarios a esta noticia

Deja tu comentario